lunes, 19 de septiembre de 2016

Bienvenidos a la Jungla

El premiado fotógrafo francés Laurent Baheux, uno de los más buscados en retratos de animales salvajes.
Alces, tigres, osos, aves exóticas, jirafas y bisontes.  Ilustrados, retratados en su vida salvaje. De cerámica, de papel maché, de madera. Bordados o estampados. Todos ellos y de las formas más diversas, han salido del selva y de la sabana para habitar de peculiar manera nuestras casas. Eso sí, no se trata de los búhos y bambies amorosos que hace unos años poblaron almohadones y accesorios deco. Ahora son salvajes, inmensos, maximalistas. De hecho, hace unos días el sitio WGSN uno de los más importantes en análisis de tendencias, relataba cómo el pavo real (desde sus réplicas a escala hasta su paleta de colores) era el gran motivo de inspiración del diseño interior de esta temporada. 
Parecen salidos de esas casas de la Belle Epoque francesa o de las colonias inglesas de principios de siglo, donde los acompañaban brocatos y muebles con incrustaciones de nácar. 
La naturaleza está de moda.  Como hemos dicho en posts anteriores,  en este mundo tan tecnológico y globalizado, donde vivimos en grandes ciudades muy puertas adentro, necesitamos meter a la vida silvestre en nuestras casas.


El Jiraffe Manor en Nairobi, Kenia, una joya entre los hoteles de lujo de safaris en el mundo, fue el elegido, hace unos años por Carolina Herrera para filmar la publicidad de uno de sus perfumes. Sus jirafas andan libres y son súper amistosas.



Unas de las colecciones para niños de Restoration Hardware


La diseñadora Rebecca de Ravenel en su casa en Bahamas

Plumas recolectadas, o en acuarela y óleo, otro ítem que se ve mucho últimamente.




Una réplica de un pavo real en un living de un departamento en París.
Murales de selvas africanas, otra tendencia de diseño interior que vuelve del estilo colonial británico de principios de siglo.